Selecciona un Destino
Cuartos: 1

Copala

Región Costa Grande

La Unión

Con la Naturaleza

Para usted que gusta del ecoturismo y los deportes de aventura, en La Unión encontrará el paraíso; su nombre terrenal es Troncones. Ubicado entre los cerros selváticos de la Sierra Madre del Sur y las aguas tropicales del Océano Pacífico se encuentra esta pequeña comunidad, hogar de pescadores, campesinos y rancheros. Kilómetros de litoral se extienden en el municipio: las playas Petacalco y la Saladita, pequeñas caletas, la Playa Troncones y, al Norte, la Playa Manzanillo y la Playa Majahua.

En ellas podrá nadar y practicar el surfing con precaución. Otras actividades que podrá realizar incluyen jugar en las olas en "boogie board", navegar en kayak o practicar la pesca deportiva. Una sorpresa más: en estas playas se dejan ver ballenas y delfines, además de las respetadas tortugas que llegan tranquilamente a desovar.

Éstas son las ventajas del mar, pero en tierra también podrá vivir cientos de aventuras, como las excursiones a pie y en bicicleta de montaña por la selva, explorar una cueva y montar a caballo.
Para reponer energía, además de sabrosos pesca- dos y mariscos ¿qué tal un delicioso aporreadillo?, preparado con carne de res salada, huevo, tomate o jitomate y su chilito... ¡para chuparse los dedos!, acompañado de una refrescante agua de coco o el clásico chilate, tradicional bebida refrescante de la costa, preparada con cacao, arroz, canela, piloncillo, leche y ¡salud!.

Petatlán

Entre Milagros y Leyendas

En muchos lugares de Guerrero, Naturaleza y Cultura van de la mano; así, en escenarios de increíble belleza se levantan edificaciones de gran valor arquitectónico, histórico o, incluso, algunos que han trascendido por las leyendas que de ellos se cuentan. Tal es el caso de la Iglesia del Padre de Jesús de Petatlán, cuya escultura de Cristo apareció en extrañas circunstancias, por lo que ahora se le considera muy milagroso.

Esta iglesia está ubicada en el Zócalo de Petatlán, donde además podrá disfrutar de su tradicional plaza,  con su

kiosco rodeado de jardines, la Casa de la Cultura y el edificio del H. Ayuntamiento. Caminando por sus calles encontrará el mercado de artículos de oro, donde los precios también son un milagro, pues son los mismos artesanos quienes venden sus productos que, dicho sea de paso, son de excelente calidad.

A la hora de la comida, podrá disfrutar las delicias gastronómicas en la población o
en El Calvario, lugar que es todo lo contrario, por su belleza y por lo que puede probar allí, como los tamales de carne de chivo en hoja de plátano, además de otros deliciosos guisos sazonados con la sal que se obtiene en forma natural del Estero Las Salinas.
Si le gusta el pescado y los mariscos frescos, entonces vaya a la Barra de Potosí o la Playa La Barrita, y para comer ostiones, a la Laguna- Estero Valentín, donde disfrutará su comida entre paradisíacos paisajes semivírgenes.
Y para cerrar con broche de oro, no deje de visitar la zona arqueológica de La Soledad de Maciel, donde podrá encontrar increíbles petrograbados, piedras sobrepuestas, adora- torios y ofrendas de gran valor histórico y patrimonial, a parte de los que encontró en el mercado de artesanías.

Tecpan de Galeana

Un Lugar para Celebrar

Si le gusta la diversión en grande, tome sus maletas y vaya directo a Tecpan, para festejar sus más importantes costumbres y tradiciones.
Del 7 al 20 de abril se lleva a cabo una semana cultural y la Expo-Tecpan, en honor al General Hermenegildo Galeana, legendario héroe de la Independencia. El 23 y 24 de agosto se festeja, en el Barrio de la Capilla, al Patrono San Bartolomé Apóstol, con desfile de carros alegóricos, velada con globos aerostáticos, fuegos artificiales, danzas de Panaderos y de la Pluma, culminando con la tradicional y espectacular Topa del Toro.

En Tecpan hay verdaderas delicias; en su extensa gastronomía destacan el relleno de puerco, los nacatamales, el pipián, las tecoyotas y el manjar.
Conozca también los atractivos naturales de Tecpan: su río, siete playas semivírgenes, dos lagunas y un estero. Sobresalen, por su belleza, la playa Michigan y la Laguna con su Isla de los Pájaros, un extraordinario reducto natural semivirgen, una bella laguna-estuario, donde viven en total armonía una infinita variedad de plantas, flores y animales. En constante vaivén, sus aguas se unen a las del mar y, en temporada, surge la barra.

Las playas El Carrizal y Tlalcoyunque forman el Santuario de Protección a la Tortuga Marina. Aquí se encuentran dos miradores naturales: el Cerro del Picacho y el de la Mira, desde donde se aprecia una hermosa vista panorámica de Tecpan y sus alrededores. ¡Tecpan... una opción más de ecoturismo y aventura!

Te invitamos a descubrir Hoteles Acapulco Diamante y esta opción en particular de Hotel Acapulco Diamante