Selecciona un Destino
Cuartos: 1

LAS ARTESANIAS MAS HERMOSAS

La Tradición Amatera del Alto Balsas

El trabajo en papel amate se remonta a la alfarería decorativa con tierras rojas de Omeapa, Tulimán en Huitzuco de los Figueroa y Ameyaltepec municipio de Eduardo Neri, con la cual a mediados del siglo pasado los nahuas del Alto Balsas iniciaron un proceso de innovación a partir del papel amate manufacturado en Pahuatlán, Puebla. Poco a poco lograron inundar los mercados turísticos con los rollos de amate ilustrados con las vivencias cotidianas de sus comunidades, o bien con figuras estilizadas de plantas y animales, hasta alcanzar tal maestría en el manejo de pinceles y colores que han sido merecedores de homenajes promovidos por propios y extraños.

El mismo estilo se ha extendido al yute y a la madera, y a la alfarería con una capa de esmalte. En estas bellas piezas el artesano hace una representación alegórica del mundo que lo rodea, por lo que constituyen, en ese sentido, una memoria de las tradiciones de las comunidades, así como una celebración de la flora y la fauna del mundo donde está inserta la comunidad. Al igual que en otros casos, el trabajo amatero es una tradición de generaciones en el que cada artesano define un estilo individual dentro de una expresión cultural colectiva.

Otra porción de artesanos, inicialmente amateros, se ha dedicado a la elaboración de bisutería con piedras semipreciosas, con lo cual complementan una oferta muy singular a los compradores de artesanías.

 La artesanía amatera tiene una comercialización bastante extendida en todo el país,  con redes de venta que incluyen al propio productor, acaparadores y grupos familiares en los principales puntos turísticos del país, como Cancún, Puerto Vallarta, Manzanillo, Acapulco, Cuernavaca, Taxco, Veracruz y Tampico.