Selecciona un Destino
Cuartos: 1

FIESTAS Y TRADICIONES

Los Principales o Consejo de Ancianos

Los principales o consejo de ancianos funcionan en las comunidades indígenas en donde aún las autoridades tradicionales  tienen peso en las decisiones comunitarias. Esta organización es propia de las comunidades indígenas. El consejo de principales se integra por todos los ancianos que en la comunidad se han distinguido por su buena conducta, su sabiduría y el haber desempeñado con responsabilidad los cargos que en asamblea comunitaria el pueblo les confirió desempeñar; cargos como: topil, fiscal, diputado, mayordomo, comisario o comisariado, músicos, danzantes, gestor de diferentes necesidades, médico tradicional, rezandero, padrino de algún “santo”, etc.

Los ancianos con toda su experiencia aconsejan a las nuevas generaciones de cómo gobernar o dirigir su comunidad, en las asambleas tiene decisión, la gente confía en ellos porque saben que tienen la experiencia y la sabiduría para dirigir los conflictos internos o los  que surgen con otras comunidades. Los “huehues” como también se les conoce son los portadores y transmisores de los saberes y conocimientos, son los que generalmente defienden que las costumbres y las tradiciones no se pierdan, porque ellos son los depositarios de los conocimientos ancestrales.

Mayordimías

Los mayordomos son elegidos en asamblea comunitaria en donde participan las autoridades municipales, comisarios, comisariado, presidente municipal y los principales o ancianos. Los mayordomos  son los responsables de organizar la fiesta y duran en el cargo un año. El mayordomo deber ser una persona con solvencia económica, respetable y responsable dentro de la comunidad y sobre todo conocedor  de las costumbres del pueblo. Dentro de sus actividades están: invitar al rezandero y rezandera para realizar los rezos durante  nueve días (la novena); invitar  a las danzas tradicionales y la banda de música para que  participen, y el día de la fiesta  atenderlos dándoles  bebida y comida; el día de la fiesta, recibir a las hermandades y peregrinos que llegan de otras comunidades a visitar al “santo” festejado, dándoles  comida y bebida; atiende a los danzantes y músicos que vienen de otras comunidades para venerar al “santo patrón”,  compra los cohetes, las flores y las velas que utilizaran en la fiesta; además de recabar la cooperación de los habitantes de la comunidad (dinero o en especies) que  también se utiliza para  los gastos de la fiesta; al finalizar su encargo el mayordomo junto con sus ayudantes rinden un informe de los pormenores de la fiesta y los gastos realizados.

Fiscales

Los fiscales son nombrados en asamblea comunitaria y duran en su cargo un año. Estas personas viven en la iglesia y su función es ayudar al sacerdote, poniéndose a su servicio para realizar las actividades que requiere el funcionamiento de la iglesia, como por ejemplo: cuidado y aseo, vigilar que la parcela parroquial sea sembrada y el producto recogido sea utilizado para solventar las necesidades del párroco. Durante la fiesta apoyan al padre en todos los quehaceres que implica preparar la comida que se les brinda a los asistentes, en estos trabajos los fiscales cooperan con maíz, frijol, gallinas, guajolotes o algún cerdo para preparar el pozole. En los momentos de la preparación de la comida también se involucran la esposa e hijos del fiscal que de manera activa participan con su trabajo.

Las Hermandades

En las comunidades se organizan grupos de gentes en torno a un santo que consideran su santo patrón o virgen patrona del pueblo. Dependiendo del nombre del santo es el nombre que le dan a su hermandad, por ejemplo: la hermandad de “Santiago apóstol”, la hermandad de “san Nicolás”, la hermandad de la “virgen de Guadalupe”, la hermandad de “santo entierro”, etcétera. Estas hermandades aparte de rendirle culto al santo o virgen en sus comunidades, cuando es la fiesta de algún pueblo vecino asisten encabezando el contingente comunitario. Las hermandades van acompañadas de las autoridades municipales y tradicionales del pueblo. La hermandad se identifica  por el pendón o bandera que porta algún miembro, también llevan la cuelga para el santo festejado que puede ser dinero, animales vivos y una ensarta de velas y flores que presentan en el altar de la iglesia. El contingente visitante también se hace acompañar de la banda de música y las danzas tradicionales. Por costumbre comunitaria las hermandades son recibidas y/o encontradas a la entrada de la comunidad por las autoridades del pueblo visitado,  los principales y mayordomos, además de la banda de música.

Topiles, Diputados o Mayos

Dentro de la estructura social comunitaria de las comunidades indígenas aparecen los topiles, así  se les conoce entre  los nahuas, también les llaman diputados; entre los tlapanecos se les reconoce como mayos. Dentro de la escala social este es el cargo más bajo, es el encargo primigenio que todo individuo tiene que desempeñar antes de aspirar a otro cargo. Los topiles, mayos o diputados son los ayudantes de los mayordomos y los fiscales. Dentro de sus funciones están: acarrear el agua, cortar la leña, citar a la gente para que asistan a las asambleas, llevar las invitaciones a las comunidades vecinas para que asistan a la fiesta, tocar las campanas de la iglesia, apoyar en la elaboración y reparto de la comida, acarrear la flor, tronar los cohetes, atender a la gente durante la fiesta. Literalmente por las funciones y servicio que realizan son “los mandaderos” del mayordomo y de los fiscales. Dependiendo del buen servicio que hagan, la comunidad les otorga otro cargo más alto después que dejan de ser topiles, diputados o mayos.