Selecciona un Destino
Cuartos: 1

ZONA CENTRO

Juan Escudero (tierra colorada)

La Emoción del Vertigo

A quienes gustan de los deportes extremos y los escenarios naturales incomparables, el río Papagayo, en Tierra Colorada, los espera. Sólo póngase el equipo de seguridad y súbase a una lancha inflable. Pronto estará gritando de emoción al recorrer el cañón del río por sus rápidos, esquivando rocas, dando tumbos y girando a ¡360°!, ¡qué sensación!. Además, la vista es magnífica. Al terminar, verá su grito de emoción en una fotografía, tomada al pasar por un “rápido sorpresa”.

Pero, si la adrenalina de un momento no es suficiente, puede envolverse en una aventura de dos días. El primero, disfrutará de una ca-minata por la montaña, sesión de rappel, descenso por rápidos, una visita a las cascadas del río Cochoapa y una velada a la luz de una fogata; el segundo día, una sesión de yoga, baño de lodo y otro descenso por los rápidos. En el pueblo podrá disfrutar un delicioso pollo en mole rojo o verde, o birria preparada con carne de res.

Este municipio debe su nombre al líder obrero Juan R. Escudero y su cabecera se denomina Tierra Colorada, por estar ubicada en una zona de suelos rojos

Chilpancingo

Justo en el Corazón

En Chilpancingo, la capital, las opciones para visitar no tienen límite. En el centro de la ciudad se encuentra el Templo de Santa María de la Asunción, construcción del siglo pasado con una interesante y bella fachada: su puerta de madera tiene grabados los relieves de los Ge-nerales José María Morelos, Nicolás Bravo y Vicente Guerrero, y el emblema nacional del águila devorando la serpiente. Sus muros fueron testigos de un hecho significativo en la historia nacional: ahí se instituyó el Primer Congreso de Anáhuac.

A unos pasos, está el Museo Regional en el edificio que antes fuera el Palacio Municipal, construcción de estilo neoclásico en cuyo centro se levanta una fuente de cantera y, en sus muros, los magistrales murales de los maestros Roberto Cueva del Río y Luis Arenal, quienes plasmaron aspectos de la historia de Guerrero y del país. El museo cuenta con un importante acervo de la Época Prehispánica y la Época Colonial.

Si viaja con niños de cualquier edad, podrá visitar el Museo Interactivo La Avispa, recinto cuyo lema es "prohibido no tocar", es decir, ¡a jugar!.
Y si a los niños les sobra cuerda, llévelos al Zoológico de Zoochilpan, lugar creado para la conservación y exposición de la fauna asiática y africana en México, además de la fauna regional de Guerrero.
Año con año, el domingo anterior a la Navidad, durante la Feria de San Mateo, en Chilpancingo, el corazón de Guerrero late con fuerza y contagia al resto de nuestra tierra, pues se lleva a cabo, desde 1825, el Paseo del Pendón, por decreto del General Nicolás Bravo. Un jinete encabeza el colorido desfile con el pendón, en el que se ejecutan variadas danzas tradicionales.
En la celebración destaca “El Porrazo del Tigre”, una fiera lucha, donde se enfrentan los Tigres representantes de los barrios de la ciudad. Este singular evento está relacionado con la fertilidad de la tierra.

Y si además le gustan las zonas naturales, al poniente de Chilpancingo encontrará las Grutas de Huacalapa, en el Parque Estatal de Omiltemi, caprichosas formaciones rocosas de espectacular belleza, o el Resumidero de Ixtemalco, una cavidad con una belleza muy distinta a las grutas conocidas, pues es una caverna activa, cuyas paredes están pulidas por el agua y no existen concreciones.

La danza tradicional son los tlacololeros, que chilpancingo, viene del vocablo nahuatl CHILPAN que significa lugar de avispas y CINGO que quiere decir pequeño, juntos se traduce como "pequeño avispero". En la gastronomía sobresale el pozole blanco, pozole verde, pozole de CAMAGUA y el elopozole, junto con sus botanas, patitas a la vinagreta, carnitas, chiles capones, tacos dorados con caldo, chalupas sin faltar el mezcal.

Tixtla

La Cuna de un Guerrero

Tixtla es la orgullosa cuna del gran Guerrero, cuyo nombre aparece en la historia como Vicente y en su apellido lleva el carácter; asumió el mando de la Insurgencia a la muerte del General José María Morelos y consumó la independencia de nuestro país. Hoy, el rostro de Vicente Guerrero está en los murales del Palacio Municipal, titulados “Tixtla y los Procesos Guerrerenses”.
También aquí, nació el célebre escritor, político, militar y diplomático Ignacio Manuel Altamirano, cuya casa es hoy un museo que lleva su nombre.

En Tixtla se levanta el Templo Agustino de San Martín, un bello edificio del siglo XVII que aún conserva su fachada con arco de medio punto, pilastras y el medallón papal al centro.

Tixtla es tierra de excelentes artesanos, quienes trabajan la palma y el barro con las técnicas ancestrales.

Aquí, usted podrá disfrutar un exquisito platillo típico de la región: el fiambre, un guiso de carne de res, puerco y pollo con jalapeños, uvas, pasas, aceitunas y almendras.

El baile tradicional es la Tarima, y en su gastronomía sobresale el fiambre.