Disfruta con tu familia

Vamos a la playa… No hay que decir más cuando de Acapulco se trata.

Desde la zona hotelera de la Playa Icacos, la zona central de la Condesa, la exclusividad de Pichilingue hasta el confort de Punta Diamante, las playas de Acapulco tienen fama mundial por atender todas las necesidades de sus visitantes.

Si piensas en Acapulco tal vez sean noches de fiesta, amigos, playa y un poquito de destrampe. Pero la bahía es también, en realidad, un lugar familiar hecho para niños de todas las edades.

Hablamos, por ejemplo, del parque acuático Cici, localizado en la Zona Dorada. No se trata sólo de albercas: es un sitio con shows de focas y delfines, con piscinas de olas, toboganes, cataratas, resbaladillas y juegos en donde toda la familia puede pasarlo bien. Imagina la sonrisa que tendrán tus hijos cuando naden con un delfín y entonces todo te quedará claro. Y si los toboganes no son suficientemente extremos, hay deportes que les sacarán no sólo una sonrisa que les durará semanas, sino que harán que se la pasen bomba. Porque Acapulco no sólo es la clásica “banana” ni los “parachutes”, es sobre todo: esquí acuático, buceo, snorkeling, surf, bodyboarding, windsurf, skimboard, y el deporte que está causando sensación: el Paddle Surfing (no tienes que moverte de la bahía para disfrutarlo, pues lo puedes practicar en la Playa Icacos, junto al Cici).

Para diversiones más tranquilas y familiares, el parque Papagayo es una gran opción. No sólo porque está localizado en el centro de la ciudad y es el principal pulmón ecológico de Acapulco, sino porque ahí encontrarás ciclopistas, albercas, canchas deportivas, una laguna, teatro y juegos infantiles.

Incluso tu paseo por la bahía puede tener el toque de cultura que quieres darle a tus niños (o a ti mismo). Por ejemplo, puedes acudir al Museo del Fuerte de San Diego a escuchar como en este sitio construido en 1616 los mexicanos repelimos ataques piratas durante la época de la Nao de China o cómo se utilizó en las batallas por la Guerra de la Independencia.

Bahía de Santa Lucia

La espectacular Bahía de Acapulco o Bahía de Santa Lucía, es un puerto natural enmarcado por las montañas de la Sierra Madre del Sur y compite en belleza natural con las bahías de Rio de Janeiro y Hong Kong. Una Carretera desciende desde los altos acantilados de la parte sur de la bahía y se convierte en la Avenida Costera Miguel Alemán, mejor conocida como “la costera” y es el corazón de la franja hotelera y ubicación de la vida nocturna sin fin, restaurantes, tiendas y gran parte de los hoteles. “La costera” continua hacia el norte por la misma bahía hacia el Acapulco Tradicional, donde están ubicados pintorescos sitios como el Zócalo y la Catedral de nuestra señora de la Soledad, el Fuerte de San Diego y diversos restaurantes especiales de mariscos

 

Barra Vieja

Ubicada por la carretera al aeropuerto pasando Playa Bonfil, aproximadamente a 27 kms. de Acapulco, esta playa cuenta con varios kilómetros de extensión, muy popular entre residentes y visitantes, esta rodeada de pequeños restaurantes donde podrá degustar de un delicioso pescado a la talla o bien rentar un caballo, una cuatrimoto o dar una caminata apreciando un hermoso atardecer.

 

Caleta y Caletilla

Están ubicadas en la zona de Caleta en el llamado Acapulco Tradicional. Estas playas se convirtieron en el centro de entretenimiento y diversión tanto de las estrellas del cine nacional como del cine internacional durante los años 50’s y 60’s. Se encuentran resguardadas en forma natural por la isla de la Roqueta que evita las corrientes del Océano Pacífico, otorgándole a estas playas la característica de un oleaje tranquilo y poca profundidad, ideal para la familia, las divide un islote donde se encuentra el Mágico Mundo Marino.

 

Bonfil

Ubicada por la carretera a Barra Vieja a espaldas del aeropuerto, esta hermosa playa cuenta con espacios ideales para caminar o montar a caballo y para los amantes de las emociones fuertes se puede practicar surf sobre sus geniales olas.

Adicionalmente es una zona muy reconocida y admirada por sus excelentes restaurantes de mariscos donde se puede disfrutar del famoso Pescado a la Talla.

Puerto Marques

Se trata de una extensa bahía rodeada de montañas cubiertas de vegetación tropical, asiento de hermosas playas que permiten disfrutar del apacible oleaje del mar. Entre las más destacadas se encuentran las playas de Puerto Marques, Pichilingue y Majahua; ideales para la práctica de esquí acuático, el veleo y la pesca.

Esta bahía mantiene su personalidad rustica a la orilla del mar. Aunque tiende a perderse junto a la grandiosidad de su vecina Bahía de Santa Lucía, esto esta combinado ya que la bahía y su península sureña son el sitio de nuevos desarrollos y complejos turísticos de Punta Diamante, como el Hotel Banyan Tree.

 

Pie de la Cuesta

Esta playa es conocida internacionalmente por sus espectaculares puestas de sol.

Se encuentra situada a 10 kms. Al noroeste de Acapulco por la carretera a Zihuatanejo. Por su ubicación respecto al océano es mar abierto, y por eso su oleaje tiende a ser excepcionalmente fuerte y tumultoso. Posee gran longitud y una anchura de 60 a 80 metros, es de arena fina color café claro. En ocasiones, se convierte en una ruta normal de ballenas y delfines, haciendo de esta playa un marco inigualable, ideal para admirar la famosa puesta del sol. Cuenta con numerosos restaurantes y varios hoteles. Es punto de partida para los recorridos por la Laguna de Coyuca. El lugar es sede de algunos eventos de surf.

 

Playa Revolcadera

Frente a esta playa se encuentran los hoteles Fairmont Acapulco Princess y Fairmont Pierre Marques.

Su situación frente al Océano Pacífico es directa, por lo cual su oleaje es fuerte y continuo, al igual que su resaca, por lo que se recomienda tomar precauciones antes de entrar a estas aguas.

Se extiende a lo largo de varios kilómetros esta singular playa, perfecta para contemplar la majestuosidad del océano.